Análisis de la encuesta "Efectos del COVID-19 en las mujeres profesionales de la Música"

Con el fin de conocer la situación en la que las mujeres profesionales de la Música se encuentran debido a la pandemia del COVID-19, la Asociación Mujeres en la Música realizó hace unas semanas una encuesta cuyos resultados exponemos a continuación.

Lugar de residencia

Los lugares de residencia de las encuestadas pertenecen a 13 diferentes comunidades autónomas, destacando especialmente la participación de mujeres residentes en la Comunidad Valenciana y Madrid. También ha habido una ligera participación de mujeres procedentes de países de América del Sur, como México o Argentina.

Edad

Las edades de las encuestadas se encuentran entre los 24 y los 69 años, siendo la media de edad los 43 años.

Ámbito profesional

Aunque son diversos los ámbitos profesionales en los que las encuestadas desarrollan su actividad, una amplia mayoría trabaja en Pedagogía e Interpretación. Cabe destacar que en torno al 50% de las encuestadas han indicado dos o más ámbitos.

Situación laboral

Entre las encuestadas encontramos un gran número de trabajadoras por cuenta ajena, de empleadas públicas y, en menor porcentaje, autónomas.

Trabajadoras por cuenta ajena

Las respuestas de las trabajadoras por cuenta ajena muestran un porcentaje reducido de Expedientes por Regulación de Empleo, y en el caso de los ERTE que se han aplicado, la mayoría han sido al 100% de la jornada.

Nº de trabajadores de la empresa

Aplicación de Expedientes por Regulación de Empleo (ERTE o ERE)

Porcentaje de jornada en los ERTE

Empresarias

Las respuestas de las empresarias muestran que el 100% tienen empresas pequeñas (de 1 a 10 trabajadores), y sólo un 23,1% ha tenido que aplicar un ERTE.

Nº de trabajadores de la empresa

Aplicación de Expedientes por Regulación de Empleo (ERTE o ERE)

Artistas/Promotoras

La situación de las trabajadoras autónomas, artistas o promotoras del mundo de la Música, es sin duda una de las más complicadas, debido a la gran cantidad de actividades concertísticas que se han cancelado o aplazado. La media de ingresos perdidos entre las encuestadas se sitúa en los 4.000€. 

Nº de conciertos cancelados

Ingresos aproximados que se han perdido durante estos meses

Situación profesional cuando la actividad se retome

Artistas/Promotoras

Aunque los ingresos sólo se han visto afectados en un 50% de las encuestadas, observamos que no son pocos los casos de pérdida de la totalidad de los ingresos durante estos meses.

¿Afecta esta situación a tus ingresos?

En caso afirmativo ¿en qué porcentaje?

Teletrabajo

La opción del teletrabajo ha sido sin duda la salvación para muchas instituciones y empresas, pero ha tenido también su cara negativa en cuanto a la conciliación y la excesiva carga que en algunos casos ha supuesto cambiar a la modalidad online. En el caso de nuestras encuestadas, un 84% ha estado teletrabajando y casi la mitad ha notado una disminución en la dedicación al trabajo. 

¿Estás teletrabajando?

¿Tienes que compaginar trabajo y cuidado de hijos/personas dependientes?

¿Minora esta situación tu dedicación al trabajo?

¿Tienes alguna otra fuente de ingresos?

Acogida a ayudas del Gobierno estatal o autonómico

Sólo un 14,2% de las encuestadas se ha acogido a alguna medida o ayuda del Gobierno, la mayoría ERTEs y ayudas a autónomos.

Propuestas para paliar los efectos de la pandemia en la situación laboral

Para finalizar, exponemos algunas de las propuestas que nos han hecho llegar las encuestadas, con el fin de reflexionar entre todos sobre las posibles salidas ante esta situación.

  • Dando soluciones al sector cultural para retomar la actividad (con precauciones) cuanto antes
  • Reprogramar los conciertos que han sido cancelados
  • Ayudas, conciertos on-line, cursos de formación gratuitos on-line
  • Programando conciertos online (con videos grabados en la etapa anterior) y entrevistas en directo y distribuirlos a través de plataformas digitales o redes sociales, pagando a esos artistas, promotoras etc.
  • Cobrando impuestos y cotizaciones de acuerdo a ingresos
  • Suspendiendo el pago de cotización autónomos. Dando soporte a la creación de nuevos negocios.
  • Proporcionar alternativas laborales a los músicos autónomos. La docencia online y la realización de conciertos monetizados online son alternativas factibles. Asimismo, la publicación de trabajos musicológicos, de investigación, de difusión, materiales docentes, compositivos y similares podría ponerse en marcha si hay voluntad desde las consejerías de cultura. Hay que reinventar el sector para que los profesionales puedan sobrevivir.
  • Apoyando a los y las artistas creando circuitos de conciertos desde el ámbito local, autonómico y estatal.
  • Revisando cuota de autónomos por tramos/volumen de facturación, no cuota fija
  • Incentivando el uso de plataformas virtuales y facilitando la edición y difusión de material
  • Promoviendo espacios para la composición musical, que ya de por sí son pocos, sobre todo en mujeres, pero que ahora se ven mermados aún más. Creando ayudas que promuevan los espacios de trabajo entre intérpretes y compositoras. Introduciendo obras de compositoras en los currículum de las enseñanzas musicales, etc. Cualquier cosa que pueda «crear» ese espacio de confianza y trabajo necesario.
  • Obligando a garantizar los conciertos, buscando una fecha viable para el artista y no solo proponiendo aquellas viables para el organizador
  • Organizando festivales online
  • Hay que hacer una profunda reforma de las leyes y prestaciones que afectan a los autónomos. Y éste sería un buen momento. En principio supeditar el pago y la cuantía a la Seguridad Social a la recuperación paulatina de ingresos.
  • Diseñar medidas para que músicos, intérpretes y público puedan volver a trabajar y así reanudar la actividad en nuestro sector. Además de medidas económicas para paliar las pérdidas durante este tiempo.
  • Igualdad de géneros, conciertos digitales y rotación de artistas contratados
  • Bajar el IVA, ampliar la ley de mecenazgo hacia las pequeñas compañías y artistas. Agilizar la tramitación y facilitar la justificación de subvenciones.
  • Ofreciendo ayudas a músicos que se han quedado sin una sola fuente de ingresos.
  • Por ejemplo, pagando los conciertos cancelados (aunque sea en un porcentaje), estableciendo un ingreso mensual hasta que la situación se restablezca, según el porcentaje perdido de ingresos, sin bajar nunca de un ingreso mínimo vital. Facilitando la implantación de circuitos seguros para restablecer las artes escénicas