Elena Romero. La odisea silenciosa

elenaromero-620x494

Intérpretes

Alberto Portugheis, piano
David de la Varga Rojo, violín

Programa

I. Elena Romero
Piano solo:
Sonata en Re mayor
Noche en el Albaicín
Canto a Turina
Tres piezas breves:
1 – Tardes Tristes
2 – Paseo
3 – Naturaleza y Metafísica
Violín y piano:
Habanera
Canzonetta
Canción de cuna
Danza Rústica

II. Mercedes Zavala
Piano solo:
Implacable Ice
El polo norte de Saturno
Violín y piano:
La imagen del espejo

Tras el concierto se desarrollará un debate con el público con la participación de los músicos solistas, la compositora Mercedes Zavala y la musicóloga Blanca Alfonso. Modera: Pilar Rius, presidenta AMM.

Elena Romero (Madrid 1907-1996) comenzó sus estudios musicales con su madre desde niña. Posteriormente estudió composición en el Real Conservatorio Superior de Madrid, con Joaquín Turina y Julio Gómez, y prosiguió los estudios de dirección orquestal con Ataúlfo Argenta (fue la primera mujer al frente de una orquesta sinfónica en España). En Barcelona amplió sus estudios de piano con Frank Marshall y de composición con Ricardo Lamote de Grignon.

Virtuosa desde la niñez, difundió el repertorio pianístico de los principales compositores de la Generación del 27 en numerosas giras españolas e internacionales, así como en la radio, donde fue una gran divulgadora de las “nuevas músicas”. Como compositora conoció diversos periodos: acercamiento al impresionismo, derivas neoclásicas, y una etapa última de técnicas politonales no estrictas. Su catálogo abarca todos los géneros: composiciones para coro, canto y piano, música de cámara, música sinfónica etc…

Su conciencia social (influida por Margarita Nelken) y su consiguiente posicionamiento político dificultaron la ya complicada trayectoria de una mujer que decide dedicarse profesionalmente a la música. Perteneciente al “exilio interior”, luchando por su carrera y su familia, es un ejemplo de una heroína silenciosa (una más), que le tocó vivir en un país de hambre, donde siempre fue sospechosa.

El programa se enhebra con obras de la también madrileña Mercedes Zavala, que tanto ha hecho por la recuperación de la obra de su antecesora, a fin de establecer genealogías de reconocimiento, de cuya carencia tanto se resiente una historia de la música que sistemáticamente ha omitido la participación femenina.

El reconocimiento a tan prodigiosa autora y artista llegará bajo la rúbrica del reputado concertista argentino Alberto Portugheis y el violinista español David de la Varga.