El Festival de Getxo, una XVIª edición que volvió a sorprender

El XVI Festival de Mujeres en la Música, que organiza el Aula de Música de Getxo en colaboración con la Asociación de Mujeres en la Música, tuvo lugar los días 7 y 8 de mayo de 2016 en el acogedor auditorio de la Escuela de Música Andrés Isasi de la localidad vizcaína.

En esta ocasión, seis mujeres (un quinteto y una solista) han interpretado piezas de una decena de compositoras, históricas y actuales. Desgraciadamente, esto, que habría de ser tan normal (ocurre todos los días en los auditorios, pero con varones), se convierte en un suceso, y en una ocasión de celebración.

El sábado protagonizó la velada el quinteto Casulana (cuarteto de cuerda con piano). Estas valencianas, docentes de conservatorio o integrantes de la Orquesta de Valencia, interpretaron un programa que, a buen seguro, nunca se ha escuchado en directo en nuestro país: un cuarteto clasicista de Anna Amalia von Sachsen-Weimar, el rarísimo (y apenas grabado) Cuarteto de la francesa Mel Bonis y, para cerrar, el Quinteto con piano de la gran compositora tártara Sofía Gubaidulina.

El programa, que presentó composiciones de mujeres desde el siglo XVIII hasta finales del siglo XX, reunía varias virtudes: la rareza de las programadas, la dificultad de las obras, su calidad indiscutible, y el diálogo que se establecía entre unas y otras autoras. El Cuarteto de Bonis, sugerentemente impresionista, encubre pasajes contrapuntísticos, cambios de dinámica y pasajes cuasi suspendidos que permiten entrever la valentía de afrontar su interpretación, solo compensada por la intensa inspiración melódica de la autora. La obra de Gubaidulina es una obra de juventud (1957, cuando tenía 26 años) de esta compositora hoy consagrada (la única viva de la que se puede afirmar esto). Se adivinan las enseñanzas de Shostakovich, se intuye a Prokofiev, y el alma rusa de la maestra queda impresa en todas y cada una de las notas. La musicalidad rotunda, masiva, reconcentrada o expansiva de Gubaidulina, que tan pronto martillea como caligrafía cada una de las voces, encontró en el Quinteto Casulana un medio óptimo de expresión, y no era fácil. Ojalá estas músicas se decidan a grabar en disco este tipo de repertorio, tan necesitado de escucharse y descubrirse.

Debe reseñarse que el auditorio se encontraba prácticamente lleno y, a pesar de la exigencia y duración del programa escogido, las ovaciones finales “obligaron” a las intérpretes a regalar una propina, que, si cabe, superó las versiones precedentes: un movimiento del Quinteto de la compositora polaca Grazyna Baczewic. La felicidad fue completa.

El recital del domingo quedó en las manos y soplo de la flautista mexicana Anna Margules. Acompañada de un nutrido, variopinto y vistoso conjunto de aerófonos, encaró un concierto compuesto de obras de las compositoras españolas Marisa Manchado y Diana Pérez Custodio, las mexicanas Gabriela Ortiz y Alejandra Hernández, y la cubana Maureen Reyes, que incluyó lo que podríamos llamar “retroestreno”, encarnado en Estudio para alto flute, escrita por la madrileña Mercedes Zavala en 1993, y que por diversas circunstancias no se había podido estrenar en su versión original hasta la fecha. La propia compositora madrileña estuvo presente para agradecer y felicitar a esta gran solista, que une a su potente vis escénica una contextualización viva voce que cautivó al numeroso auditorio que la escuchó casi sin respirar, como para que todo hálito fuera el de Margules, bien dirigido.

Alguna de las piezas se acompañaban de electroacústica y de vídeo. La flautista consiguió crear un ambiente íntimo, hipnótico en ocasiones, y saldó el siempre complicado trance de presentar música contemporánea a un “público general” de manera muy solvente, que este le supo reconocer.

No queremos terminar esta pequeña crónica sin dar las gracias al Aula de Música de Getxo por acogernos, y especialmente a Marta Herrera, al público por asistir en tan gran número y con tanto entusiasmo a las dos veladas, y a las intérpretes por regalarnos estas dos sesiones inolvidables. Ya estamos preparando la XVII edición.

Asociación de Mujeres en la Música

GALERÍA DE IMÁGENES