Entrevista a Isabel Latorre

Esta joven y ecléctica compositora comenzó sus estudios de piano en su Valencia natal, donde terminó el Grado Profesional para posteriormente comenzar sus estudios de Composición en el Conservatorio Superior de Música de Valencia a la vez que cursa la licenciatura de Comunicación Audiovisual en la Universidad Politécnica de Valencia. Tras acabar sus estudios, se traslada a Inglaterra para continuar con su formación y cursar un máster de especialización en música electroacústica y escritura musical para medios audiovisuales en la Universidad de Sussex. Esto le ha llevado a desarrollar una amplia producción de música para documentales, videojuegos o películas.

Pero su inquietud como creadora ha sido el detonante para una amplia producción también en otros ámbitos como son la música experimental o la creación libre, además de haber tenido diversos proyectos de música en vivo como Femme Fractal o Eixa. Con éste último acaba de sacar su primer disco, en cuya promoción se encuentra embarcada en este momento. Paralelamente a su labor como creadora, Isabel Latorre también desarrolla una labor pedagógica como profesora de Lenguaje Musical en el Cuerpo de Profesores de Música y Artes Escénicas en la Comunidad Valenciana. A lo largo de esta entrevista profundizaremos en el universo creador de esta compositora y conoceremos cuáles son sus últimos proyectos.

© Nelo Olmos
© Nelo Olmos

Eres una compositora muy ecléctica que abarca numerosas áreas dentro de la creación musical. Vamos a comenzar por tu faceta como compositora contemporánea y experimental. El pasado 28 de septiembre se estrenó tu obra Electrill para clavecín y electrónica en el marco del V Festival Internacional de Música Actual de Manises I ara què? Cuéntanos un poco en qué consiste la obra y cómo fue el estreno y la recepción de la misma.

Estoy todavía en una nube después del estreno, tanto el clavecinista como la organización y el público fueron maravillosos. Se trata de un festival de música contemporánea compuesto exclusivamente de estrenos y con un carácter muy pedagógico: los compositores y compositoras asistimos, explicamos nuestra creación y nos sometemos a las preguntas de los asistentes. Mi obra toma como base el repertorio idiosincrático del instrumento- ya que está basada en el tema de la folía barroca- para después investigar hacia nuevas sonoridades y posibilidades del clavecín combinado con la electrónica.

En este contexto de música contemporánea, es conocido tu especial apego a la obra de Pauline Oliveros. ¿Qué te ha marcado de ella y qué otros referentes musicales te han influenciado a lo largo de tu carrera como compositora y como intérprete?

Gracias a Oliveros he aprendido un nuevo lenguaje, una forma más íntima de relacionarme con mi instrumento y de escuchar y entender el sonido que nos rodea; podríamos decir que la considero prácticamente una guía filosófica. Referentes musicales ha habido, hay y habrá muchísimos, soy una persona curiosa y con gustos musicales muy amplios: de Queen a compositores contemporáneos como Ligeti o Gubaidulina pasando por el folklore de la música vocal georgiana o el tango argentino. 

© Xepo WS

También te interesa la creación de música en vivo, lo que te ha llevado a desarrollar diferentes proyectos. Uno de ellos es Eixa que recientemente ha sacado su primer disco, titulado Invisibles. Cada uno de los cortes del mismo lleva como título el nombre de una mujer, acompañado de un subtítulo en el que se relaciona el concepto “ciudades” con algún adjetivo u otro concepto. ¿Cuál es la intención, qué pretendes contar con este hilo conductor? ¿Qué relación tiene la música de cada uno de los cortes del disco con el nombre de la mujer y su correspondiente subtítulo? 

El proyecto está basado en ‘Las ciudades invisibles’ de Italo Calvino, donde cada capítulo es la descripción de una ciudad con nombre de mujer que representa algún tipo de interacción social. Cada uno de estos me ha servido a su manera de inspiración para buscar temas, texturas o métricas. El texto ha sido el hilo conductor para una creación bastante ecléctica y heterogénea que realmente disfruto de defender en directo. Creo en la praxis escénica como base de la creación musical, por ello me asombra lo alejados que están de la interpretación o la improvisación la mayoría de compositores y compositoras (cosa totalmente inconcebible en épocas anteriores o en estilos de música más populares). 

© Juanmi Ponce

Otra de tus facetas más destacadas es la de compositora para medios audiovisuales. Acabas de componer la música de la película Staff Only/El viaje de Marta de Neus Ballús que recientemente ha participado en el Festival de San Sebastián en la categoría “Made in Spain” y que se estrenará en cines el 25 de octubre. ¿Cómo es el trabajo audiovisual? ¿Y trabajar mano a mano con una directora de cine?

El audiovisual es el campo que me atrajo hacia la composición, ya que siempre he sido una gran amante del cine. Aquí la música no es un fin, como en la música de concierto, sino un medio para conseguir que un todo funcione en la pantalla. Es una manera distinta de crear, ya que debes saber escuchar y entender la narrativa audiovisual, las necesidades del director/a. Concretamente con Neus Ballús ha sido una experiencia muy positiva, ya que tenía clarísimo el papel y la sonoridad que debía corresponder a la música original, orientando mi trabajo hacia el resultado óptimo.

Además de todos estos proyectos de los que estamos hablando, ¿en qué estás trabajando ahora y en qué momento te encuentras como creadora?

Me siento bien con lo que hago, es maravilloso poder dedicarte a lo que te apasiona, aunque a veces eso conlleve reservar poco tiempo al descanso. De hecho, en cuanto acabe la entrevista vuelvo manos a la obra, ‘literalmente’, ya que ahora mismo estoy trabajando en la música para una pieza teatral que se estrenará en Barcelona dentro de unos meses.

Parte de tu producción en cualquiera de los ámbitos que abordas tiene una vertiente social, por ejemplo, la recaudación del disco de Eixa va destinada íntegramente a la Casa de la Caridad de Valencia, que trabaja con personas sin hogar y en peligro de exclusión social, y a la Sociedad Valenciana Protectora de Animales y Plantas. Tu Suite Ibérica es un alegato antitaurino  y también colaboraste con la compañía Fil d’Arena en su obra Salt, que hace referencia directa a la crisis de los refugiados en Europa y al rol de la mujer en este proceso. ¿Cómo crees que la creación musical puede transformar el mundo en que vivimos?

La verdad es que nunca me había planteado mi obra como intencionadamente reivindicativa, pero he sumado algunas más a las que has citado, como ‘Rag Doll Rhymes’ (denuncia al matrimonio infantil) o ‘Outfit’ (crítica al consumo masivo de ropa y sus consecuencias en el tipo de negocio). Supongo que si mi profesión fuera otra también intentaría mejorar un poco la situación actual, es una cuestión de principios. Con el arte no puedes llevar a cabo esas transformaciones de una manera directa pero sí hacer reflexionar al público sobre los temas que a ti más te inquietan.

Más información sobre Isabel Latorre: www.isabel-latorre.es